Normativas

Se denominan Vehículos de Movilidad Personal (VMP), también conocidos como Vehículos de Movilidad Urbana (VMU), a aquellos dispositivos motorizados para desplazamiento individual con características claramente diferenciados, tanto de las bicicletas como de las motocicletas y ciclomotores, por su diseño y características técnicas.

La clasificación de los patinetes eléctricos sigue más o menos unas directrices, aunque todavía estamos pendientes de que la DGT saque la normativa que unifique las diferentes propuestas que ahora están en manos de cada ayuntamiento.

Según la instrucción existente de La Dirección General de Tráfico los ayuntamientos han clasificados los VMP de las siguiente forma:

  • Tipo A    Tipo B    Tipo C

Por dónde puedo circular y velocidades

El primer paso sería conocer la normativa vigente en nuestra ciudad o en las ciudades en las que nos vamos a mover. La normativa suele estar disponible en la página web del Ayuntamiento o se ha publicado en el Boletín Oficial de la Comunidad Autónoma correspondiente.

Tipo A

Los vehículos de tipo A circularán preferentemente, y por este orden:

- Por los carriles bici situados a cota de calzada sin superar la velocidad máxima permitida para VMP 25km/h.

- Por carriles bici marcados sobre las aceras (o aceras bici) a velocidad moderada, no superior a 25 km/h.

- Por la calzada de ciclocalles y otras vías de sentido único donde esté limitada la velocidad de circulación a 30 km/h y siempre que no se haga a una velocidad anormalmente reducida y nunca se superen los 25 km/h.

- Por los carriles señalizados a 25 Km/h en calzadas de varios carriles de circulación y siempre que no se haga a una velocidad anormalmente reducida. 

- Por las calles residenciales, zonas 25 y zonas de coexistencia de diferentes tipos de usuarios.

* Pueden existir diferencias dependiendo de cada ciudad/comunidad.

Tipo B/C

Los vehículos de este tipo, de mayor tamaño y potencia, circularán en las mismas zonas y condiciones que las establecidas para los vehículos tipo A, sin llegar a superar nunca los 25 km/h

* Pueden existir diferencias dependiendo de cada ciudad/comunidad.

Homologación del patinete

A la hora de adquirir uno de estos vehículos es importante que se encuentre homologado por la Unión Europea para que esté dentro de alguna de estas categorías antes mencionadas.

Velocidad del patinete

La velocidad máxima permitada según tipo de calzada puede variar dependiendo de la normativa de cada ciudad.

Lo habitual y en la gran mayoría de ciudades la velocidad máxima permitida para circular es de 25km/h (Configuración de Fabrica).

Si quieres adaptar la velocidad máxima a la normativa de tu ciudad, por favor visita la sección:

Desbloqueo de potencia y cambios en el firmware

No es raro encontrar usuarios de patinete eléctrico que han hecho algún cambio para desbloquear potencia o velocidad, ya que para conseguir dicha homologación en algunos casos se ha limitado la misma. Hay que tener en cuenta que, en caso de accidente, si se determina que nuestro vehículo no cumple con la normativa podríamos tener un grave problema.

Estos cambios pueden llegar a provocar la invalidación de la garantía del fabricante.

Además, si en el futuro se exige matriculación o seguro para la categoría C, un cambio en el firmware o desbloqueo de la potencia podría acarrear multas adicionales por no cumplir con estas exigencias, ya que en muchos casos se puede exceder el límite de velocidad establecido para una categoría B.

FAQ´S

Los patinetes están exentos.

Actualmente no se exige ningún seguro para circular con un patinete eléctrico VMP. 

Aquellos patinetes con sillín incorporado no entran dentro de la categoría de VMP y es obligatorio disponer de un seguro de responsabilidad civil, así como el uso de casco.

Que no sea obligatorio no significa que no podamos hacer uno por nuestra cuenta, sería recomendable disponer de un seguro de responsabilidad civil con cobertura en caso de accidente para daños a terceras personas, personales o materiales. 

Puedes solicitar un seguro de responsabilidad civil en nuestra tienda de Skateflash

Como norma la edad mínima para poder circular con un patinete eléctrico es de 16 años.

Los menores pueden llevarlos en recintos cerrados, como podrían ser parques o zonas acotadas que permitan su circulación, y a bajas velocidades con la supervisión de un adulto.

No se permite circular utilizando cascos o auriculares conectados a aparatos reproductores de sonido, ni el uso durante la conducción de dispositivos de telefonía móvil, así como cualquier otro medio o sistema de comunicación que implique uso manual.

Como cualquier otro vehículo, el conductor de un patinete puede verse sometido a un control de alcoholemia en cualquier momento.  En caso de rebasar los límites establecidos sería sancionado económicamente.

No se permite la circulación con más ocupantes que las plazas para las que se ha construido el vehículo.

El uso del caso es obligatorio.

Es obligatorio que los patinetes tengan freno delantero y trasero.

También es obligatorio el uso de luces si se conduce de noche o en condiciones de baja visibilidad.Luz delantera fija y trasera de color rojo.

El uso del chaleco reflectante no es obligatorio, pero sí recomendable.

El patinete eléctrico en la mayoría de modelos no dispone de asiento, pero es fácil encontrar algún modelo que lo incorporan de serie o incluso se adquieren accesorios para montar uno.

La nueva normativa no contempla a los patines con sillín como VMP, por lo que todos aquellos patines con sillín deberán disponer de seguro de circulación obligatorio. 

*Vehículos incluidos en el ámbito del Reglamento (UE) N2 168/2013: patinetes con asiento, ciclo de motor, ciclomotores de dos ruedas…. Se recuerda que estos vehículos requieren de la autorización administrativa para conducir, circular y tener una póliza de seguro, además del uso del casco.

Independientemente de si circulamos por un carril bici o por una calzada en calles limitadas a 30, tenemos que respetar las normas de circulación. No se puede ir en contradirección por una calle, saltarse los semáforos o circular por las aceras si no está expresamente permitido.